No quedan muchos mas!!!

No quedan muchos mas!!!

11/7/08

LOS GUSTICOS PERSEGUIDOS


Se veía venir. La opción de gobernar según los preceptos de la Santa Madre Iglesia ha hecho carrera en el país, sobre todo cuando los gobernantes de turno empiezan a percibir que sus actos los ponen en evidencia. Agotado el timo del discurso se recurre al acto populachero pseudo católico. En un gesto digno de Su Altísima Inteligencia Superior, al alcalde Jorge Iván Ospina le dio por perseguir borrachos y marihuaneros de parque. Inocente que es uno, pensaba que la ciudad tenía problemas serios como la corrupción y su consecuente impunidad, la emergencia de oficinas de sicarios, el traquetismo rampante, el deterioro de calles, plazas, parques, el hambre de los desplazados y de los desempleados, las eternas crisis del Deportivo Cali e incompetencia del América…
Pero no: el problema de Cali, no lo sabíamos, son los dipsómanos y fumones. Contra ellos se ha de aplicar todo el peso de la ley: al que cojan chupando guaro o fumándose una pata en un lugar público le clavarán la bobadita de 930.000 pesos de multa, según informa El País. Prosternados, desde esta tribuna oramos ante monseñor Escrivá de Balaguer para que siga iluminando de forma preclara a nuestros líderes y pastores. Amén.

1 comentario:

lncognito dijo...

Pense que se trataba de un mal chiste, pero al parecer es verdad

¿En que mundo vive este alcalde?

Coja oficio hombre!

Saludos, Yo